Padres Absortos en la Tecnología

posted in: EN ESPAÑOL | 0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Google+ 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

parenting-distracted-banner

¿Ha captado la tecnología la atención que debieras darle a tus hijos?

Anteriormente, he dicho que no hago resoluciones de principio de año. Me planteo objetivos. Pero estoy rompiendo mi propia regla.

Para este año 2015, mi resolución es dejar de concentrarme en aquello que no me permite prestarles atención a mis hijos.

Permítanme explicarles.

Para nuestro aniversario de casados, mi esposo y yo decidimos que, por sobre todas las cosas, queríamos concentrarnos en pasar tiempo en familia. Nuestro regalo para cada uno y para nuestros hijos sería guardar todos los aparatos electrónicos por 24 horas. (Hasta los niños estuvieron de acuerdo y se sumaron).

Aprendimos dos lecciones muy importantes aquel día:

  1. La tecnología había captado la atención destinada a nuestros hijos.
  2. ¡Es casi imposible encontrar una dirección nueva cuando no puedes buscar y seguir las indicaciones de tu teléfono celular!

Sin la distracción del teléfono, la computadora o la televisión, nos concentramos en nuestros hijos; comenzamos a apreciar, a interactuar y a reaccionar mejor. No estábamos respondiendo emails, viendo el puntaje de un partido, actualizando Facebook o dando vueltas intentando tomar la fotografía perfecta para compartir en Instagram. ¡Estábamos viviendo el momento, y fue genial!

También notamos que los niños estaban más felices. No discutían tanto. Se relacionaban mejor entre ellos y con nosotros.

No somos los únicos padres que han caído en el agujero negro de los padres abstraídos por la tecnología. Recientemente, yendo al parque conté a siete de doce padres que estaban allí, ocupados con sus teléfonos celulares.

En octubre de 2014, una encuesta realizada por Highlights.com encontró que el 62% de los niños sentía que sus padres estaban distraídos o concentrados en otra cosa cuando ellos intentaban hablarles. Los niños mencionaron el teléfono celular como el factor de distracción número uno.

¿Estamos criando una generación de niños que saben cómo se ve el rostro de su padre sólo por el resplandor de la pantalla que tienen en frente?

Yo espero que no.

Por lo tanto, en este 2015 haré mi mayor esfuerzo para no ser una mamá absorta en la tecnología. Desconectaré los aparatos electrónicos durante el fin de semana. Guardaré mi teléfono celular durante la cena. Resistiré la tentación de responder ese único email cuando ya estemos acostados para dormir. Y, en vez, planearé actividades familiares, disfrutaré de la naturaleza y viajaré más. Estas son mis resoluciones para este año. ¿Cuáles son las tuyas?

Leave a Reply